¿Cómo se emplea Vikút®?

Una vez realizada la limpieza habitual de la zona afectada (con agua y jabón), secar perfectamente y aplicar las gotas de Vikút® directamente sobre la herida o piel afectada hasta cubrir toda el área. Recuerde que la remoción del tejido necrótico y recubrimientos de fibrina facilita la penetración de la solución al fondo de la herida o lesión. No es necesario cubrir con apósitos ni vendajes. Realizar el procedimiento de 1 a 3 veces al día hasta el cierre total o mejoría de la lesión, acorde con las indiaciones de su médico tratante.


Limpiar perfectamente la herida con agua y jabón, se puede hacer uso de alguna solución fisiológica estéril. Secar completamente hasta quitar el exceso de agua.

Aplicar las gotas hasta cubrir perfectamente la herida o zona afectada. Se recomienda realizar el procedimiento de 1 a 3 veces al día, hasta que se observe el cierre completo de la herida o mejoría de la lesión.  No utilizar o mezclar con otras soluciones antisépticas. Siga todas las indicaciones de su médico tratante.

vikut1

Vikút® actúa en todas las capas de la piel y mucosas, manteniendo un medio aséptico (libre de infección) e inhibiendo los procesos inflamatorios, restaurando y acelerando el proceso natural de cicatrización.

Volver arriba